Marion Reimers

La clase de Educación Física tendría que tener la misma valía que la de matemática: Marion Reimers

Cuenta la historia de Bobbi Gibb, que se disfrazó de hombre para colarse en la maratón de Boston en los sesenta o la historia de Laura Serrano, la fabulosa madre del boxeo en México, que ha roto barreras dentro y fuera del ring. Entrevista en video.

Ciudad de México, 26 de abril (MaremotoM).- ¿Quién dijo que los deportes son solo para ellos? ¡Cambia las reglas! Esa es la provocación de la periodista Marion Reimers, que en lugar de hacer un libro de ensayo explicando y explorando por qué ella se dedica al periodismo deportivo, eligió hacer un libro para niños, tratando de hacer ver que no hay juegos para ellos y juegos para ellas, en un objetivo en el que todos deben divertirse.

Cuenta la historia de Bobbi Gibb, que se disfrazó de hombre para colarse en la maratón de Boston en los sesenta o la historia de Laura Serrano, la fabulosa madre del boxeo en México, que ha roto barreras dentro y fuera del ring. “También te hablaré sobre cómo hacer del ejercicio una actividad cero aburrida. Si no te gusta el fut ni el ballet, ¿qué tal practicar quidditch, como en Harry Potter o ultimate frisbee? Hay muchísimas opciones para sobresalir en lo que más te apasiona, el chiste es encontrar eso que te gusta y te inspira a conquistar tu siguiente victoria”, recomienda Marion Reimers.

Mañana la escucharemos por supuesto en las semifinales de la Champions League y también de eso le preguntaremos.

Marion Reimers
El primer libro de nuestra querida relatora. Foto: Cortesía

–Ese título es un poco provocador para este libro para niños

–Algo tengo de provocadora, sin ninguna duda. Creo que las mujeres tenemos que obrar más así para que eso se deje de ver como provocadora y se convierta en algo natural. Jugar como niña es algo peyorativo, es algo despectivo, sino que jugar como niña debería tener enormes atributos.

–Cuando yo era niña organizaba el juego para mis hermanos y luego me iba a estar sola…todos jugamos de determinada manera, no como dicen los mayores

–Es que sí. También le tenemos que quitar esa esencia de querer trasladar ese deporte espectáculo al barrio. En el libro citamos ejemplos de mujeres exitosas, donde el deporte han tenido una trascendencia en sus vidas sin que ellas hayan sido deportistas profesionales. El primer capítulo se llama “No todo es ballet ni la clase de Educación Física”, porque la gran mayoría de esas clases son muy traumáticas y de ahí se les saca el incentivo para practicar deportes.

Te puede interesar:  Centroamérica es una región que sorprendentemente respira y vive una frecuencia similar a México: Diego Olavarría

–Hablas de Michelle Obama, en un contexto donde hacen falta dirigentes políticos

–Para mí la clase de Educación Física tendría que tener la misma valía que matemática, porque aprendemos a habitar el espacio en el que vivimos. La autonomía de los cuerpos para las mujeres ha sido muy importante el entender que esto también tiene un trasfondo político.

–Yo esperaba leer un libro de ensayos tuyo, sin embargo, elegiste hacer un libro para niños

–Es algo que empezamos a trabajar con la editorial. Me pareció muy atractivo salirme ese ensayo mucho más elaborado y plasmarlo en algo que se pueda entender, que me hubiera gustado de leer cuando yo era chica.

Marion Reimers
Lo bueno del deporte. Foto: Cortesía

–¿Cómo ha sido este llegar tan alto y al mismo tiempo hay todavía un techo mucho más alto para llegar?

–Siempre es raro hablar de la autorreferencia. Hay muchos otros techos que tenemos que seguir ocupando. Sí me siento muy contenta habiéndome podido insertar a otros mundos que estaban muy cerrados para nosotros. Si tenemos a más mujeres practicando deportes, será mucho más lógico tener a más mujeres haciendo periodismo de deportes.

–No hacer el futbol, a veces es poner la barrera antes, para que no la pusieran los hombres

–Grandes escritoras de Argentina han salido del periodismo de deportes. Hay una práctica de autocensura por parte de nosotras. Habrá muchas otras que ojalá puedan seguir rompiendo ese techo. Somos insuficientes para generar una competencia sana. La competencia no tendría que ser entre hombres y mujeres, tendría que ser una competencia mixta.

Marion Reimers
Ellas y ellos no existen en el juego ni en el deporte. Foto: Cortesía

–Tu labor en la Champion: jamás pienso que hay una mujer relatando y eso da mucha alegría ¿Qué te pasa con las críticas?

–Hay críticas y críticas. Los que te dicen no me gusta tu trabajo porque no tienes ritmo, porque no cuentas chistes, porque no me gusta el tono de tu voz, bueno, eso es una apreciación subjetiva y perfectamente válida. Las otras críticas son el insulto, la descalificación y discurso de odio. Que tiene que ver con mi postura feminista, con mi orientación sexual, con ser mujer. Con las mujeres hay un escrutinio mayor, es un costo que asumo.

–Hay una cosa lógica que está empezando a pasar y es que los programas de deportes cuando son todos hombres ya no los vemos…

–Sin ninguna duda. Se está rompiendo esa costumbre y ya veremos de qué lado de la historia quedan esos hombres que se aferran a ella.

Comments are closed.